39 semanas de embarazo

Treinta y nueve semanas de embarazo

calendar icon circle

Mes 9 (Trimestre 3)

Oro líquido

Para cuando tengas 39 semanas de embarazo, es probable que tu bebé esté en la posición de cabeza abajo, listo para nacer. No pasará mucho tiempo para que lo conozcas cara a cara y comiencen juntos su viaje de amamantamiento. Aprende por qué la leche materna es la mejor fuente de nutrición para tu bebé y cómo apoyar tanto tu propia salud como el desarrollo de tu bebé con una dieta de lactancia materna sana y bien equilibrada.

feto semana 39

El desarrollo de tu bebé a las 39 semanas

Preparándose para la vida fuera del útero en la semana 39

Con solo una semana más o menos para la fecha de parto, tu bebé ahora mide aproximadamente 36 cm de largo de la cabeza a las nalgas y pesa alrededor de 3 kg1. Sin embargo, existe una amplia variación en tamaños y pesos, y esta es solo una cifra promedio. El cordón umbilical, que conecta a tu bebé con la placenta que sostiene la vida, también ha aumentado de longitud y ahora mide alrededor de 51 cm1.

Los bebés nacen con 300 huesos, algunos de los cuales se fusionarán naturalmente a medida que crezcan.

Las partes del cuerpo de tu bebé ahora están en su lugar y, curiosamente, al nacer tu bebé tendrá más huesos que tú. Los recién nacidos tienen un total de 300 huesos y, a medida que crecen, algunos de ellos se fusionarán entre sí de modo que cuando sean adultos, tendrán solo 2061.

Un aspecto más notable del cuerpo de tu bebé al nacer es la posible apariencia hinchada de sus senos (si es una niña) y los genitales, particularmente en los bebés varones. Esto es causado por las hormonas del embarazo y cualquier hinchazón debería desaparecer poco después del nacimiento1.

El cerebro de tu bebé continúa desarrollándose rápidamente en esta etapa y, al igual que su cuerpo, continuará desarrollándose y creciendo hasta la niñez y más allá2.

Leche materna: apoyo complejo para el desarrollo de tu bebé

Aunque gran parte de tu atención en este momento está puesta en el nacimiento y en conocer a tu bebé, no pasará mucho tiempo para que necesites centrar tu atención en la lactancia materna.

Tu leche materna es única para ti y tu bebé. Está diseñada para ayudarlo desde el primer día con una combinación equilibrada de la nutrición que necesita, que incluye: carbohidratos, proteínas, grasas, incluidas las LCP (grasas poliinsaturadas de cadena larga), nucleótidos, prebióticos, vitaminas, minerales y anticuerpos.

Tu leche materna es la mejor fuente de nutrición para tu bebé y se adapta perfectamente a sus necesidades individuales.

Esta sustancia compleja se adaptará a las necesidades de tu bebé a medida que crezca, contribuyendo a su desarrollo continuo.

personal pregnancy journey icon circle

Tu bebé, esta semana

Descubre la ciencia detrás del desarrollo de tu bebé, semana a semana

Planeando tu dieta de lactancia

Una dieta sana y bien equilibrada mientras amamantas te apoya tanto a ti como a tu bebé. Comer una variedad de alimentos frescos, nutritivos y mínimamente procesados ​​de todos los principales grupos de alimentos te ayudará a mantener un suministro de leche fuerte que le brinde la amplia gama de nutrientes que tu bebé necesita para un desarrollo óptimo.

Al amamantar, intenta incluir lo siguiente como parte de tu dieta saludable3:

  • Una variedad de al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.
  • Muchos alimentos con almidón como pan, pasta, arroz y papas (elige variedades integrales cuando sea posible)
  • Proteína de carnes magras, aves, pescado, huevos, frijoles, legumbres y nueces
  • Al menos dos raciones de pescado a la semana, incluida una ración de pescado azul
  • Productos lácteos como leche, queso y yogur, eligiendo variedades reducidas en grasas cuando sea posible

Entre sus muchas ventajas, la leche materna tiene sabores de tu dieta, lo que puede alentar la aceptación de una variedad de alimentos por parte de los bebés cuando se destetan con sólidos4. Por lo tanto, si sigue una dieta saludable y bien equilibrada, es probable que tu bebé también lo haga5.

SIGUIENTES PASOS

Agrega los siguientes alimentos a tu lista de compras para preparar bocadillos rápidos, ideales en las últimas semanas del embarazo y los primeros días de la lactancia:

  • Semillas de girasol y calabaza
  • Panes de pita integral
  • Cereal integral fortificado
  • Yogurt
  • Frutos secos, como chabacanos, higos y ciruelas pasas
  • Porciones pequeñas de tus vegetales favoritos, p. Ej. zanahorias, pepino, tomates cherry

Revisado por última vez: 9 de septiembre del 2016

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

¿Cómo la lactancia materna se adapta a ti y a tu bebé?

Desafíos comunes de la lactancia materna y cómo resolverlos

Nutrirecetas – Apoya su sistema inmune en cada etapa a través de la nutrición

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

¿Cómo los HMO ayudan a que la leche materna sea la mejor opción?

Desarrollo del sistema digestivo e inmunológico de tu bebé

La importancia de los prebióticos en el sistema inmunológico de los bebés

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)