40 semanas de embarazo

Cuarenta semanas de embarazo

calendar icon circle

Mes 9 (Trimestre 3)

Todo llega a su fin…

Cuando tengas 40 semanas de embarazo, tu bebé estará completamente desarrollado y listo para nacer. Su nutrición dependerá de tu propia dieta a través de la leche materna, por lo que es importante mantener los hábitos alimenticios saludables que han sido beneficiosos durante el embarazo. Aprende por qué los alimentos ricos en LCP (ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga) son una parte esencial de una dieta de lactancia saludable y cómo obtenerlos.

feto semana 40

El desarrollo de tu bebé a las 40 semanas

Semana 40: ¿Lista para conocer a tu bebé?

Durante las últimas 40 semanas, tu bebé ha crecido de una sola célula a una pequeña persona bien desarrollada, única y hermosa con un mundo de potencial en su interior.

Al nacer, tu bebé ya reconoce tu voz.

Para cuando nazca, tu bebé medirá alrededor de 37 cm desde la cabeza hasta las nalgas y pesará alrededor de 3 kg, con un 15% de su cuerpo compuesto de grasa1. Más de 70% de sus reflejos ya funcionan y responden al nacer, y tu bebé ya puede reconocer tu voz por los meses que pasó escuchando desde tu útero1.

La placenta se desprenderá de tu útero a medida que nazca tu bebé, a menudo necesitando un empujón relativamente suave para ayudarla a salir después de que salga tu bebé. El trabajo de este órgano carnoso de forma ovalada y el cordón umbilical pronto terminará, cuando tu bebé comience a respirar de forma independiente1.

Si tu bebé aún no muestra signos de querer emerger al mundo, trata de no desanimarte. Aproximadamente el 50% de los embarazos continúan más allá de las 40 semanas. Muchos profesionales de la salud te permitirán continuar hasta las 42 semanas si estás teniendo un embarazo normal y saludable2.

personal pregnancy journey icon circle

Tu bebé, esta semana

Descubre la ciencia detrás del desarrollo de tu bebé, semana a semana

Ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga: Apoyo para el desarrollo cerebral y visual de tu bebé

Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga son un grupo de grasas que se encuentran en ciertos alimentos. Hay varios diferentes, incluidos AA (Omega 6) y DHA (Omega 3), que tu cuerpo pasa a tu bebé durante el embarazo y durante la lactancia, a través de la leche materna.

El DHA en particular apoya el desarrollo cerebral saludable de tu bebé durante el embarazo. Después del embarazo, el DHA continúa contribuyendo al desarrollo saludable del cerebro y los ojos de los bebés amamantados durante el primer año3.

Tu cuerpo proporciona ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga a través de la leche materna, por lo que es importante incluirlos en tu dieta durante la lactancia.

Cuando esté amamantando, debes intentar incluir una dosis diaria adicional de 200 mg de DHA3. Los pescados grasos como la caballa, las sardinas, el atún fresco y el salmón son una buena fuente de DHA. Puedes seguir disfrutando de hasta dos porciones de pescado azul a la semana durante la lactancia, lo que debería proporcionar suficiente DHA para satisfacer tus necesidades.

Si no te gusta la idea de comer pescado azul, asegúrate de incluir otras fuentes de grasas Omega 3 en tu dieta, como nueces, semillas, verduras de color verde oscuro, aceite de colza, cereales integrales y productos de soya. Si bien estos alimentos proporcionan grasas Omega 3, tu cuerpo no es muy eficiente para convertirlas en DHA4.

Hay suplementos de DHA disponibles, pero es una buena idea hablar con tu médico de cabecera para comprobar si es necesario un suplemento.

SIGUIENTES PASOS

Prueba estos refrigerios y comidas pequeñas ricas en Omega 3:

  • Pescado (caballa) sobre una rebanada de pan tostado integral
  • Salmón a la plancha con verduras al vapor
  • Croquetas de salmón
  • Un tazón de cereal integral
  • Un puñado de nueces y semillas

Revisado por última vez: 9 de septiembre del 2016

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

¿Cómo la lactancia materna se adapta a ti y a tu bebé?

Desafíos comunes de la lactancia materna y cómo resolverlos

Nutrirecetas – Apoya su sistema inmune en cada etapa a través de la nutrición

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

¿Cómo los HMO ayudan a que la leche materna sea la mejor opción?

Desarrollo del sistema digestivo e inmunológico de tu bebé

La importancia de los prebióticos en el sistema inmunológico de los bebés

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)