29 semanas: síntomas de embarazo y desarrollo del bebé

Veintinueve semanas de embarazo

calendar icon circle

Mes 7 (Trimestre 3)

Déjate llevar

Para cuando tengas 29 semanas de embarazo, tu bebé estará cada vez más activo y puedes esperar sentir que se mueve mucho. En el tercer trimestre también hay un crecimiento acelerado, en el que el peso de tu bebé se triplicará. La vitamina K sigue siendo importante en tu dieta para ayudar a la coagulación de la sangre, así que asegúrate de seguir una dieta sana y equilibrada.

feto semana 29

El desarrollo de tu bebé a las 29 semanas

En la semana 29 de embarazo, el tamaño y el peso de cada bebé varía considerablemente. Pero en promedio, miden aproximadamente 26 cm, medidos desde la parte superior de la cabeza hasta la parte inferior, y pesan alrededor de 1.27 kilos . Sin embargo, el tuyo puede ser más grande o más pequeño que este1.

Lo cierto es que entre ahora y el final del tercer trimestre, tu bebé crecerá considerablemente, doblando, o en algunos casos triplicando su peso2. Y, aunque todavía no están preparados para conocer el mundo, su cerebro está lo suficientemente desarrollado como para controlar funciones esenciales como la respiración y la temperatura corporal1.

Otro órgano, o par de órganos, que comienza a funcionar bien en la semana 29 son los pulmones. La compleja red de sacos de aire y vías respiratorias más pequeñas dentro de ellos está lo suficientemente desarrollada como para respirar aire en esta etapa, pero de ninguna manera están completos y es muy probable que tu bebé necesite ayuda adicional de un ventilador si naciera en esta etapa1. Sus pulmones seguirán desarrollándose durante el resto del embarazo y su niñez3.

Tu bebé sigue estando muy activo en esta etapa.

Tu bebé seguirá estando muy activo durante la semana 29 y probablemente notarás muchos movimientos fetales: saltos mortales, empujones, así como fuertes patadas1.

Si bien no hay un número fijo de movimientos que debas sentir cada día, llegarás a conocer los patrones de tu bebé; tal vez esté más activo después de que hayas comido o cuando te sientas a relajarte por la noche.

Cada embarazo es diferente, pero si notas un cambio en los patrones de movimiento de tu bebé, avísele a tu doctor inmediatamente.

personal pregnancy journey icon circle

Tu bebé, esta semana

Descubre la ciencia detrás del desarrollo de tu bebé, semana a semana

Pensando en el futuro: vitamina K para el trabajo de parto y nacimiento

Aunque solo se requiere en pequeñas cantidades, alrededor de 0,001 mg al día por kilo de peso corporal4 la vitamina K sigue siendo un componente importante en la dieta del embarazo. Vital para la coagulación de la sangre, la falta de esta vitamina durante el embarazo puede provocar complicaciones para tu bebé después del nacimiento5. Aunque es poco común, puede provocar hemorragias y hematomas espontáneos en cualquier parte del cuerpo. Un nivel saludable de vitamina K permite que la sangre se coagule normalmente y reduce tales riesgos.

Si bien la deficiencia de vitamina K es poco común en los bebés, a la mayoría se les administra una inyección de refuerzo después de nacer.

La mayoría de las personas obtienen suficiente vitamina K en sus dietas sin hacer un esfuerzo y también pueden producirla algunas de las bacterias en su intestino. Si bien no es un nutriente al que debas prestar especial atención, vale la pena asegurarte de incluir algunas de las fuentes de vitamina K que se enumeran a continuación como parte de tu dieta saludable para el embarazo.

SIGUIENTES PASOS

Incluye estos alimentos ricos en vitamina K como parte de tu dieta saludable y equilibrada:

  • Vegetales de hoja verde como espinacas, brócoli, repollo y col rizada
  • Aceites vegetales, especialmente aceite de soya
  • Huevos
  • Carne magra
  • Productos lácteos

Revisado por última vez: 8 de agosto del 2016

Artículos relacionados:

¿Cómo la lactancia materna se adapta a ti y a tu bebé?

Desafíos comunes de la lactancia materna y cómo resolverlos

Nutrirecetas – Apoya su sistema inmune en cada etapa a través de la nutrición

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

¿Cómo los HMO ayudan a que la leche materna sea la mejor opción?

Desarrollo del sistema digestivo e inmunológico de tu bebé

La importancia de los prebióticos en el sistema inmunológico de los bebés

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)