Comidas a evitar durante el embarazo

Tiempo de lectura: 8 minutos

Desafortunadamente, es posible que algunas de tus comidas favoritas no estén en el menú durante el embarazo, ya que pueden contener toxinas o aumentar el riesgo de intoxicación alimentaria. Descubre qué alimentos debes evitar, así como qué alimentos y bebidas debes tener en cuenta durante tu embarazo.

¿Qué no comer durante el embarazo?

Saber qué alimentos evitar durante el embarazo es tan importante como obtener el equilibrio adecuado de nutrientes. Ciertos alimentos pueden conllevar un mayor riesgo de intoxicación alimentaria, mientras que otros contienen toxinas que es mejor evitar.

Alimentos que debes evitar durante el embarazo

Además de ser desagradable para usted, la intoxicación alimentaria puede poner en riesgo tu salud y la de tu bebé1. Por esta razón, es importante prestar mucha atención a tu dieta durante el embarazo, tener especial cuidado con la preparación de los alimentos y evitar los alimentos asociados con el riesgo de listeriosis, un tipo de intoxicación alimentaria2.

La listeriosis es causada por listeria monocytogenes, una bacteria que se encuentra naturalmente en el medio ambiente y está presente en el suelo y el agua2. Se puede encontrar en productos que pueden haber estado expuestos al suelo o al agua, de animales portadores de bacterias como carne y productos lácteos, así como en alimentos procesados ​​como quesos blandos y cortes de carne curados en frío2.

Los siguientes alimentos deben evitarse durante el embarazo1:

  • Carne poco cocida: la carne debe estar bien caliente y bien cocida debido al riesgo potencial de toxoplasmosis (una infección cuyos síntomas son similares a los de la influenza y puede traer complicaciones en el embarazo).
  • Mariscos crudos como ostras3.
  • Carne curada, como salami, chorizo, pepperoni o jamón de Parma, a menos que estén cocidos.
  • Leche, yogurt o queso sin pasteurizar, incluidos los quesos brie, camembert o azules veteados.
  • Pez espada, marlín y tiburón: contienen mercurio que, si se consume en niveles altos, puede dañar el sistema nervioso en desarrollo de tu bebé.3 El atún también contiene mercurio, así que limita tu consumo a cuatro latas de 140 g (peso escurrido) o dos filetes frescos (hasta 170 g cada uno, peso crudo) por semana3.
  • Productos para el hígado y hechos de hígado, como el paté: contienen vitamina A, que puede dañar a tu bebé si se consume en cantidades excesivas1. Lee más sobre la vitamina A durante el embarazo.

Otros alimentos y bebidas a tener en cuenta

Huevo

Si te preocupa tener que dejar de comer huevo durante el embarazo, te alegrará saber que el consejo sobre los huevos crudos o parcialmente cocidos durante el embarazo ha cambiado recientemente. Las mujeres embarazadas ahora pueden comer huevo siempre y cuando las marcas elegidas cumplan con las normas de higiene establecidas en cada país. Obtén más información sobre cómo comer huevo durante el embarazo.

Alcohol

Cualquier alcohol que bebas llega a tu bebé a través de la placenta4. Si bien es bien sabido que la ingesta excesiva de alcohol durante el embarazo puede afectar seriamente el desarrollo de tu bebé, no hay evidencia que sugiera cuánto es seguro. Obtén más información sobre el consumo de alcohol durante el embarazo.

Cafeína

La cafeína pasa a través de la placenta, por lo que tu bebé siente el mismo zumbido que tú, además de elevar tu frecuencia cardíaca y hacer que estés más alerta. Aprende sobre la cafeína durante el embarazo, así como sobre los diferentes alimentos y bebidas que la contienen.

Grasas saturadas

Algunas grasas son esenciales para el crecimiento y desarrollo de tu bebé, mientras que otras pueden afectar tu salud y deben limitarse en su dieta de embarazo5.

Idealmente, no más del 35% de tu ingesta diaria de calorías debe provenir de grasas6. Muchas personas comen dentro de este límite, pero hay una tendencia a consumir demasiadas grasas saturadas y no suficientes de los tipos más saludables5.

Las grasas saturadas pueden aumentar el nivel de colesterol en la sangre, lo que está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca5. Comer demasiadas grasas saturadas también puede causar un aumento de peso innecesario durante el embarazo5.

El Departamento de Salud recomienda que las grasas saturadas constituyan un máximo del 11% de tu ingesta energética, lo que equivale a unos 20 g6.

Estos alimentos tienen un alto contenido de grasas saturadas:

  • Cortes de carne grasosos
  • Productos lácteos enteros
  • Pasteles
  • Galletas
  • Papas fritas
  • Crema y helado

Grasas trans

Las grasas trans son grasas creadas artificialmente que se utilizan en la fabricación de alimentos. Aumentan la vida útil y la estabilidad del sabor de los alimentos7. Pequeñas cantidades de grasas trans se encuentran naturalmente en la carne y los productos lácteos, así como en los productos que contienen aceite vegetal hidrogenado. La margarina, las palomitas de maíz para microondas y algunas marcas de galletas saladas pueden contener grasas trans, por lo que es mejor verificar los ingredientes en las etiquetas. Las grasas trans también pueden elevar los niveles de colesterol, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca6.

recipe book icon circle

Recetario gratis ‘Comiendo por 2’

Recetas saludables y sabrosas de la chef Lorraine Pascale y nuestro equipo de nutricionistas.

¿Los cacahuates son seguros para comer durante el embarazo?

A menos que tengas alergia a los cacahuates o que un profesional de la salud te aconseje específicamente que no lo hagas, los cacahuates y los alimentos que los contienen ahora se consideran seguros para comer durante el embarazo y la lactancia. Después de una revisión de estudios científicos, no hay evidencia clara que sugiera un vínculo entre una madre que come cacahuates y su hijo que desarrolla alergia a este alimento1.

Consejos de higiene alimentaria

La preparación segura de alimentos es vital para prevenir enfermedades relacionadas con los alimentos durante el embarazo. La mejor práctica es lavarse siempre las manos antes y después de preparar alimentos y limpiar las frutas y verduras a fondo. Asegúrate siempre que las comidas preparadas, recalentadas o platos de restaurante estén bien calientes antes de comerlos1.

Revisado por última vez: 29 de mayo del 2020

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)

Consumo de líquidos durante el embarazo