El desarrollo de tu bebé a los 10-12 meses

Subiendo de nivel

Tu bebé da pasos agigantados

Durante el período comprendido entre los 10 y los 12 meses de edad, es probable que veas algunos de los hitos más increíbles en el desarrollo de tu bebé. Desde decir sus primeras palabras hasta dar sus primeros pasos, las habilidades que ha estado practicando ahora se están perfeccionando.

¿Qué esperar entre el décimo y el duodécimo mes?

Tu pequeño y brillante bebé de 10 meses ha estado trabajando en sus habilidades de coordinación y ahora es posible que pueda beber de un vaso, jugar con sus bocadillos e incluso alimentarse con una cuchara. Pronto estará pronunciando sus primeras palabras y dando sus primeros pasos tentativos. Todo esto se suma a una mayor independencia, que seguirá creciendo cada vez más.

Recuerda darle muchos elogios para alentar sus esfuerzos y ayudar a desarrollar la autoconfianza de tu bebé.

Una dieta rica en nutrientes sigue siendo importante para proporcionar todas las vitaminas y minerales que tu bebé necesita, en pequeñas cantidades a lo largo del día, para asegurarte de que los coma.

Mira quién habla y camina

primeros pasos

Con tu ayuda y apoyo, tu bebé de 10 meses pronto estará diciendo sus primeras palabras y dando sus primeros pasos. Ya sea “wu wu” para perro, “ju ju” para jugo o “mamá” y “papá”, escuchar sus primeras palabras siempre es increíble.

Entre el décimo y el duodécimo mes, también puede comenzar a conectar las palabras que ha estado usando con objetos reales.

Si tu bebé ya puede incorporarse por sí mismo y ponerse de pie, pronto podrá dar sus primeros pasos pequeños y tentativos, usándote a ti o algunos muebles como apoyo. Cada bebé hará esto a su propio ritmo, así que trata de no apresurarlo.

En los próximos meses, tu bebé puede dar sus primeros pasos pequeños y tentativos.

Tu bebé ha estado fortaleciendo los músculos de sus piernas, gateando y pateando, en preparación para caminar.

Sus habilidades de coordinación en desarrollo

A medida que mejora la coordinación ojo-mano de tu bebé, obtendrá un mayor control sobre sus manos y dedos. También estará cada vez más fascinado por las acciones de “causa y efecto”, como las ruedas giratorias de un cochecito de juguete.

Aunque tu bebé pueda sostener una cuchara e intentar alimentarse por sí mismo, sus intentos seguirán siendo bastante complicados durante algunos meses. Es aconsejable tener un paño a mano, un buen suministro de baberos y tal vez incluso colocar un periódico o un mantel de plástico debajo de su sillita para atrapar cualquier derrame.

Alimentando el desarrollo de tu bebé

A los 10 meses, la creciente movilidad y curiosidad mental de tu bebé requiere combustible adicional. Debido a que su pancita todavía es pequeña, es mejor alimentarlo con una variedad de alimentos en pequeñas cantidades regularmente durante el día.

Alentar a tu bebé a que participe en las comidas puede ayudarlo a mejorar sus habilidades de coordinación.

Esto asegurará que obtenga la energía y los nutrientes que necesita. Además, ofrecerle una variedad de alimentos desde el principio, ayudará a establecer hábitos alimenticios saludables de por vida. Para obtener más información sobre la importancia de los nutrientes para el desarrollo, incluida la variedad, lee nuestros artículos.

Vitamina D para el desarrollo óseo

La vitamina D, a menudo conocida como vitamina del sol, juega un papel importante en el apoyo al desarrollo de huesos y dientes sanos. También es necesaria para la absorción normal del calcio de los alimentos1.

El cuerpo produce vitamina D cuando se expone a la luz solar intensa.

La deficiencia de vitamina D en los niños pequeños está asociada con el raquitismo, una condición que afecta la mineralización de los huesos y cartílagos.

Recibiendo su dosis diaria

El Departamento de Salud recomienda que todos los bebés (a menos que se alimenten con fórmula) y los niños de seis meses a cinco años deben tomar de 7 a 8,5 microgramos (0,007 a 0,0085 mg) de vitamina D al día en forma de gotas de vitamina3.

Alentando sus pasos tambaleantes

Ayuda a desarrollar la confianza que tu bebé necesita para dar esos primeros pasos sin ayuda sentándote un poco lejos y, una vez que esté de pie y estable, abre los brazos y anímalo a dar pequeños pasos hacia ti. Asegúrate de elogiar todos sus esfuerzos, especialmente si llega a tus brazos sin caerse.

SIGUIENTES PASOS

Incluyendo vitamina D en la dieta de tu bebé

La mayor parte de nuestra vitamina D proviene de la exposición al sol. Sin embargo, una cantidad limitada de alimentos también lo contienen. Éstos incluyen:

  • Pescado azul: arenque, salmón, sardinas y caballa
  • Huevos
  • Cereal de desayuno fortificado
  • Margarina enriquecida
  • Fórmula infantil fortificada

Para ayudar a tu bebé de 10 a 12 meses a obtener suficiente vitamina D en su dieta, puedes intentar incluir la fórmula Nutrilon. Nuestros cereales especiales para el desayuno para bebés también están fortificados con vitamina D.

Revisado por última vez: 13 de agosto del 2014

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

¿Cómo la lactancia materna se adapta a ti y a tu bebé?

Desafíos comunes de la lactancia materna y cómo resolverlos

Nutrirecetas – Apoya su sistema inmune en cada etapa a través de la nutrición

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

¿Cómo los HMO ayudan a que la leche materna sea la mejor opción?

Desarrollo del sistema digestivo e inmunológico de tu bebé

La importancia de los prebióticos en el sistema inmunológico de los bebés

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)