Garantía de calidad de Nutrilon

Nutrilon se compromete a producir leches de fórmula de la más alta calidad y utiliza una serie de controles para que las familias tengan la confianza de elegir nuestros productos. Lee más acerca de los pasos que tomamos para lograr nuestros estrictos estándares de calidad, productos y seguridad.

Si te interesa conocer cómo transformamos la leche de vaca fresca en una fórmula a la medida, aquí puedes leer cómo se hacen las leches de fórmula de Nutrilon.

Cada lote de fórmula en polvo debe
pasar 31 pruebas de control de calidad antes de salir de fábrica.

Realizamos una gran cantidad de pruebas químicas, físicas y microbiológicas, como análisis de grasas, proteínas y humedad a todas las fórmulas de Nutrilon, para asegurarnos de que la fórmula cumple con nuestras estrictas especificaciones.

Las leches en polvo se pasan a través de un filtro de malla fina de 2 mm para garantizar que el polvo tenga un tamaño uniforme y sea perfectamente transparente. Luego, el polvo se empaqueta en nuestras tinas especialmente diseñadas.

Utilizamos nitrógeno para eliminar el oxígeno de las tinas de polvo; esto mantiene el producto fresco, por lo que las tinas se prueban continuamente para determinar el contenido de oxígeno, además de asegurarse con una tapa de aluminio termosellada.

Se utiliza un sofisticado detector para garantizar que todos los paquetes mantengan un peso constante. Las cucharas medidoras se introducen automáticamente en nuestros recipientes de polvo, y después todos los productos se escanean con una máquina de rayos X para garantizar una calidad constante.

Se toman muestras del producto antes y después del embalaje y se prueban según nuestros estrictos estándares de calidad. También llevamos a cabo una serie de pruebas de rutina para garantizar la integridad del embalaje. Todo esto antes de que un solo paquete de Nutrilon salga de nuestra fábrica.