Vitamina D en los niños pequeños

HELLO SUNSHINE

El nutriente esencial que es difícil de conseguir

La vitamina D es esencial para el desarrollo óseo normal de tu hijo y tiene otras funciones importantes en el cuerpo, como apoyar la función inmunológica. Generado por el cuerpo en respuesta a la luz solar, también está disponible en una cantidad limitada de alimentos. Sin embargo, puede ser un desafío obtener suficiente vitamina D solo con la dieta y el sol. Descubre por qué se recomiendan los suplementos y cuáles son los riesgos de no obtener los suficientes.

Vitamina D: La vitamina de la luz del sol

La vitamina D es generada por el cuerpo cuando los rayos UVB brillan sobre la piel. También se encuentra en una pequeña cantidad de alimentos. Debido a que la fuente natural más eficiente de vitamina D es la luz solar, a veces se la conoce como vitamina del sol.

Como vitamina soluble en grasa, se almacena en el tejido graso para su uso posterior si la ingesta excede la cantidad que el cuerpo necesita.

Un ingrediente esencial para los huesos en crecimiento

La absorción de calcio y fósforo de tu hijo depende de niveles suficientes de vitamina D. Esto la hace esencial para el desarrollo normal de los huesos y los dientes sanos.

Con los huesos de tu niño creciendo y fortaleciéndose a un ritmo rápido, un suministro constante y adecuado de vitamina D es vital para un desarrollo óptimo durante esta etapa.

La vitamina D también ayuda a mantener niveles normales de calcio en la sangre, mientras que juega un papel en la función inmunológica, el crecimiento y la capacidad de combatir infecciones.

¿Por qué muchos niños pequeños no obtienen suficiente vitamina D?

Las personas que viven en ciertas latitudes solo obtienen niveles suficientes de los rayos UVB necesarios para generar vitamina D entre abril y octubre. Las horas de sol dentro de ese tiempo son irregulares, y muchos padres usan sabiamente protector solar para proteger la piel de los niños pequeños durante las horas de luz solar más fuertes y efectivas. Desafortunadamente, esto restringe aún más los niveles de vitamina D generada por el sol.

Otra barrera para la vitamina D generada por el sol es la pigmentación de la piel. Los niños con piel más oscura, especialmente los de origen asiático, africano y del Medio Oriente, tienen más probabilidades de tener niveles más bajos de vitamina D. Esto se debe a que la piel con más pigmento requiere más tiempo al sol para generar vitamina D que la piel más clara.

Las fuentes de alimentos ayudan a aumentar la ingesta de vitamina D, pero no contienen suficiente para un suministro adecuado.
smiling toddler drinking milk

Hay algunas fuentes alimenticias de vitamina D, pero solo el pescado azul contiene cantidades significativas. Sin embargo, debido a los posibles niveles bajos de contaminantes que se encuentran en pescados como el salmón, las sardinas y el atún, se recomienda que los niños pequeños no tomen más de dos porciones por semana. Algunos cereales para el desayuno están fortificados con vitamina D, pero estos proporcionan solo una cuarta parte de la ingesta recomendada en un tazón promedio (30 g).

Los profesionales de la salud recomiendan complementar la dieta de tu niño pequeño con vitamina D para asegurarse de que obtenga suficiente

Suplementos para estar seguros1

Debido a los desafíos que implica la obtención de vitamina D, los profesionales de la salud recomiendan complementar la dieta infantil con la suficiente vitamina D para satisfacer sus necesidades diarias.

La ingesta infantil de vitamina D recomendada es de 7mg por día

La leche Nutricia Growing Up está fortificada con vitamina D para apoyar el desarrollo óseo normal infantil en esta importante etapa; dos vasos de 150 ml cubren el requerimiento diario1.

Entendiendo la deficiencia infantil de vitamina D

La ingesta insuficiente de vitamina D puede provocar una deficiencia, lo que puede aumentar el riesgo de que tu hijo tenga problemas de salud graves, específicamente:

  • Raquitismo: niveles significativamente bajos de vitamina D durante un período prolongado pueden resultar en huesos blandos y mal formados
  • Otras afecciones: la deficiencia de vitamina D se ha asociado con un mayor riesgo de afecciones que incluyen diabetes tipo 1 y tipo 2, alergias, asma y enfermedades cardiovasculares

Puede reducir el riesgo de que tu hijo desarrolle futuras complicaciones de salud relacionadas con la deficiencia de vitamina D asegurándose de que obtenga cantidades suficientes durante la niñez.

SIGUIENTES PASOS

Aumente la ingesta alimentaria de vitamina D de tu hijo con los snacks y refrigerios:

  • Sardinas sobre pan tostado
  • Ensalada de atún y elote con papa asada
  • Huevos revueltos
  • Cereal fortificado como desayuno o merienda

Revisado por última vez: 27 de agosto del 2014

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

Apoyando el desarrollo de su sistema inmunológico