La importancia de cada nutriente en una dieta infantil saludable

Chequeo de salud

Las vitaminas y minerales que tu niño necesita

Tu niño está creciendo y desarrollándose de formas fascinantes e increíbles. Este período de cambio rápido requiere una dieta rica en una variedad de nutrientes para apoyar su salud ahora y proporcionar una base saludable para todo crecimiento y desarrollo futuros. Descubre qué nutrientes son esenciales y por qué, junto con sugerencias de alimentos para incluir en la dieta saludable de tu niño.

Apoyando el desarrollo de tu pequeño con una dieta saludable

Entre las edades de 1 y 3 años, tu hijo se encuentra en un período rápido e importante de crecimiento y desarrollo. Durante este tiempo, su peso aumentará alrededor de un 40%, crecerán un 25% más y sus órganos continuarán desarrollándose para apoyar su cuerpo en crecimiento.

En el desarrollo, están progresando a un ritmo increíble. El aumento de la actividad física y mental les permite pasar de sus primeros pasos vacilantes a correr y saltar, y del balbuceo de un bebé a oraciones complejas. Para su tercer cumpleaños, el crecimiento del cerebro de tu pequeño estará completo en un 75%.

Las necesidades nutricionales de su niño son diferentes a las suyas; requieren nutrientes para el crecimiento y el desarrollo, mientras que su comida solo necesita sostener y mantener su cuerpo adulto.

Para impulsar todo este desarrollo, los infantes necesitan una dieta saludable, rica en una amplia variedad de nutrientes. Sin embargo, sus necesidades son diferentes a las de los adultos. Ciertos nutrientes son más importantes en esta etapa, durante la cual se están sentando las bases para todo crecimiento y aprendizaje futuros.

Los nutrientes clave para incluir en la dieta de tu hijo son:

Hierro

La ingesta de nutrientes de referencia para niños pequeños = 6,9 mg por día.

El hierro es un oligoelemento que realiza muchas funciones vitales en el cuerpo. Desempeña un papel importante en la formación de hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por el cuerpo. También apoya el desarrollo del cerebro de su niño, preparando el escenario para toda una vida de aprendizaje.

Como resultado, los niños pequeños necesitan casi 5 veces más hierro por kilogramo de peso corporal que un adulto.

Aunque el hierro se encuentra en muchos alimentos, más de la mitad de los niños pequeños hasta la edad de 3 años no obtienen la cantidad recomendada de hierro en sus dietas. La falta de hierro puede hacer que tu hijo se sienta cansado y letárgico, mientras que una anemia por deficiencia de hierro más grave puede provocar problemas graves de salud y desarrollo.

Es importante asegurarse de que tu hijo reciba suficiente hierro todos los días. Los siguientes alimentos son buenas fuentes:

Hierro hemínico (más fácilmente absorbido):

  • La mitad de una pechuga de pollo (aproximadamente 60 g) contiene 0,3 mg
  • Carne de pollo oscura: 60 g contienen 0,5 mg
  • Huevo duro – 1 huevo entero contiene 1 mg
  • Rosbif o cordero en rodajas finas: 1 rodaja (28 g) contiene 0,8 mg
  • Sardinas: la porción de 50 g contiene 1,4 mg

Hierro no hemínico:

  • Espinaca – 1 cucharada de espinaca cocida contiene 0,3 mg de hierro
  • Brócoli – 1 florete (20 g) contiene 0,2 mg
  • Frijoles horneados – 1 cucharada contiene 0,3 mg
  • Pan integral – 1 rebanada mediana contiene 0,6 mg
  • Lentejas – 1 cucharada contiene 0,7 mg
  • Chabacanos secos: 1 chabacano seco contiene 0,3 mg
  • Cereales fortificados – 1 tazón (30 g) contiene 2,3 mg
  • Leche de crecimiento Nutrilon Premium 3 de 1-2 años – 300 ml contiene 3,6 mg

Calcio

La cantidad de calcio recomendada es de 350mg al día.

El calcio es importante para el desarrollo normal de los huesos. También ayuda a la función de los músculos, los nervios y la coagulación de la sangre y ayuda a mantener los dientes sanos a medida que tu hijo crece.

Los infantes necesitan casi 3 veces más calcio que un adulto en relación a su tamaño, así como una ingesta adecuada de vitamina D que les ayude a absorberla.

La leche es una excelente fuente de calcio. Sin embargo, tu niño no debe consumir más de 600 ml de leche al día porque puede llenarlo y afectar su ingesta de otros alimentos y nutrientes.

Las buenas fuentes alimenticias de calcio para incluir en la dieta de tu hijo son:

  • Leche entera – 100ml proporcionan 118mg
  • Yogurt – 1 envase promedio (125g) proporciona 152mg
  • Queso fresco – 1 porción promedio (55g) proporciona 86mg
  • Queso cheddar – 1 trozo pequeño (20g) proporciona 150mg
  • Tofu – 1 rebanada (20g) proporciona 296mg

Zinc

La ingesta diaria recomendada de zinc es de 5mg al día.

El zinc es un oligoelemento esencial que se encuentra en todos los tejidos del cuerpo. Participa en el crecimiento, el metabolismo óseo, la cicatrización de heridas y la función enzimática. También afecta el sentido del gusto y el olfato de tu niño.

Los infantes necesitan más de 3 veces la cantidad de zinc para su tamaño que los adultos, y una ingesta saludable contribuye a un crecimiento óptimo durante la niñez.

Los alimentos ricos en zinc para la dieta de tu pequeño incluyen:

  • Carne
  • Leche
  • Alimentos lácteos, como queso
  • Pan
  • Cereales

Vitamina A

La ingesta diaria recomendada de vitamina A es de 400 microgramos (0.4 mg) al día.

La vitamina A tiene muchas funciones; desempeña un papel fundamental en la visión, la piel y la salud celular. Una ingesta saludable de esta vitamina respalda la salud futura de tu niño al desarrollar una respuesta inmune saludable.

La vitamina A se encuentra en:

  • Queso
  • Huevos
  • Cremas para untar bajas en grasa fortificadas
  • Yogurt

Otra fuente de vitamina A es el betacaroteno, una sustancia que se encuentra en las frutas y verduras de color verde oscuro y naranja, que el cuerpo convierte en una sustancia que puede utilizar. Incluye muchas buenas fuentes de betacaroteno en la dieta de tu pequeño, como zanahorias, camote, nabo, mango, espinacas, repollo verde oscuro y col rizada.

Vitamina C

La ingesta diaria recomendada de vitamina C es de 30mg por día.

La vitamina C juega un papel importante en el funcionamiento del sistema inmunológico en desarrollo de tu niño y es un antioxidante y antihistamínico natural. Al proporcionar mucha vitamina C en la dieta de tu hijo, estás ayudando a fortalecer las defensas naturales que lo apoyarán durante toda su vida.

Los infantes necesitan 4,5 veces más que un adulto en relación con su tamaño.

Las fuentes ricas en vitamina C para la dieta de tu hijo incluyen frutas y verduras frescas, en particular:

  • Espinacas
  • Tomates
  • Fresas y frutos rojos
  • Naranjas
  • Brócoli

Vitamina D1

La ingesta diaria recomendada de vitamina D es de 7 microgramos por día.

Bien conocida por su papel en el desarrollo normal de los huesos, la vitamina D tiene otras funciones importantes. Desempeña un papel en la construcción de un sistema inmunológico saludable que protegerá a tu niño a medida que crece, ayudando a una función inmunológica saludable y defendiéndolo contra infecciones. Esta vitamina generada por el sol también se asocia con un riesgo reducido de alergias.

La principal fuente de vitamina D son los rayos UVB del sol. Desafortunadamente, en algunas latitudes solo se obtiene suficiente luz solar de abril a octubre. El uso de protector solar, que es importante para proteger la piel de tu niño, proporciona otra barrera para obtener suficiente vitamina D de forma natural.

De hecho, la ingesta infantil promedio de vitamina D es solo el 27% de la cantidad diaria recomendada de fuentes alimenticias solamente.

Algunos alimentos contienen vitamina D, pero es difícil para los niños pequeños obtener los niveles recomendados solo con la dieta. Es por eso que los profesionales de la salud recomiendan que los infantes reciban suplementos con vitamina D todos los días. Las gotas de vitaminas o la leche de crecimiento fortificada ayudarán a proporcionar a tu hijo la ingesta que necesita.

Siguientes pasos

Ofrécele a tu niño refrigerios ricos en nutrientes para aumentar su ingesta nutricional entre comidas:

  • Palitos de zanahoria con hummus
  • Rodajas de manzana untadas con mantequilla de nueces o queso crema
  • Yogurt con rebanadas de plátano
  • Queso a la plancha sobre pan tostado
  • Un huevo duro

Revisado por última vez: 27 de agosto del 2014

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

Apoyando el desarrollo de su sistema inmunológico