Consejos prácticos para comidas familiares con niños pequeños

Asuntos de familia

Haciendo a la alimentación saludable parte de la familia

A los niños pequeños les encanta afirmar su independencia, es una parte importante de su desarrollo, pero puede hacer que las comidas sean difíciles de vez en cuando. Encontrar maneras de hacer que las comidas familiares sean más divertidas puede mantener a tu pequeño interesado y ayudarlo a esperar su comida. Aprende algunas formas creativas de fomentar una relación saludable con la comida y descubre cómo involucrarlo utilizando algunas de sus nuevas habilidades.

Alentando a tu pequeño a comer bien con comidas familiares saludables

A medida que tu pequeño crece, va desarrollando independencia y una personalidad única, y en ocasiones, de voluntad fuerte. La hora de la comida es una gran oportunidad para que pruebe los límites y haga valer sus propias elecciones, lo que puede dificultar este momento para ti.

Hacer que la hora de la comida sea divertida e involucrarlo en la cocina mantendrá a tu pequeño interesado en la comida. También puede hacer que sea más propensos a comer la amplia gama de nutrientes que necesita para un desarrollo saludable.

Come con tu hijo tan a menudo como puedas. Los niños aprenden con el ejemplo, por lo que si te ve comiendo una variedad de alimentos, es más probable que también lo haga. También se ha demostrado que es más probable que los niños que comen con sus familias consuman una gama más amplia de alimentos y tengan una mayor ingesta de nutrientes1. Es posible que no consigan comer juntos en cada comida, pero haz de las comidas familiares una prioridad tan a menudo como pueda.

Come con tu hijo tan a menudo como puedas. Los niños aprenden con el ejemplo, por lo que si te ve comiendo una variedad de alimentos, es más probable que también lo haga. También se ha demostrado que es más probable que los niños que comenzaron con sus familias consuman una gama más amplia de alimentos y tengan una mayor ingesta de nutrientes. Es posible que no consigan comer juntos en cada comida, pero haz de las comidas familiares una prioridad tan a menudo como puedas.

La rutina: un ingrediente clave para las comidas de los niños pequeños

La mayoría de los niños pequeños responden bien a la seguridad de una rutina. Cumplir con un horario regular de comidas y meriendas puede ayudarlos a funcionar mejor. Solo recuerda que es menos probable que tu hijo coopere si está cansado o tiene hambre, así que planifica bien las comidas antes de la siesta o la hora de acostarse.

Además de las tres comidas regulares, probablemente tu hijo necesitará dos o tres refrigerios pequeños durante el día. Las opciones saludables incluyen tortitas de arroz, palitos de verduras, frutas, cubos de queso, un yogurt o un sándwich pequeño.

cut up apples 1
Carga contigo snacks nutritivos cuando estés fuera para que no tengas que conformarte con opciones menos saludables

Es importante mantener a tu hijo bien hidratado, pero demasiadas bebidas pueden llenarlo y dejar menos espacio para la comida. La mejor bebida para entre comidas es el agua. Si optas por darle jugo, asegúrate de que esté bien diluido y ofréceselo solo a la hora de comer, que es mejor para sus dientes que beberlo durante el día.

Ideas para hacer divertidas las comidas infantiles

Si su niño está interesado y feliz, es más probable que coma la comida en su plato. Prueba estas ideas para que las comidas familiares sean alegres e interesantes:

  • Sirve los alimentos en formas y tamaños interesantes para fomentar el juego. Usa cortadores de galletas para cortar sándwiches con forma de estrella, corazón o animal. Las espirales de pasta o las letras del alfabeto también puede mantenerlo entretenidos.
  • Haz que las comidas cobren vida colocando en el plato de tu niño una cara divertida o nombrando los alimentos. Los trozos de brócoli y coliflor se asemejan a árboles pequeños y se pueden convertir en un “bosque divertido”. O bien, organiza un picnic bajo techo en el piso con una alfombra y un refrigerio para compartir.
  • Trata de relajarte si hace un desorden. Es probable que tu niño coma más si se le permite alimentarse solo. Déjalo expresarse usando hummus como pintura y un palito de zanahoria como pincel, animándolo a decorar su plato mientras come.
  • Dale a tu pequeño la oportunidad de decidir cuándo ha tenido suficiente. Piensa en un letrero o una rima especial para que la use cuando haya terminado. Sabrás cuándo está lleno y cuándo tiene hambre, y su ingesta de alimentos debería equilibrarse a lo largo del día.

Fomenta su lado útil

Involucrar a tu niño en el proceso de comprar, cocinar y elegir lo que quiere comer le da la oportunidad de expresarse, algo que es muy importante a esta edad.

El supermercado puede ser un lugar para aprender y explorar: pídele que identifique las frutas y verduras que conoce y elógialo cuando lo haga bien. Asegúrate de recordarle durante la comida que está comiendo la fruta o verdura que encontraron tan inteligentemente.

Darle a tu hijo sus propias herramientas para la cocina puede mantenerlo ocupado; un cuchillo apropiado para su edad y una tabla de cortar colorida son buenos elementos para empezar.

Si tiene la edad suficiente, déjalo que te ayude a preparar la comida familiar dándoles un cuchillo para niños pequeños para picar verduras. Si es demasiado pequeño para involucrarse por completo en la cocina, siéntalo cerca para que puedan mirarte y escucharte desde su sillita mientras les explicas lo que estás haciendo.

A los niños pequeños les gusta tener la oportunidad de tomar decisiones, así que pídele que elija las verduras que le gusten con la comida o dale una selección de bebidas para elegir. Solo recuerda mantener las opciones simples, ya que las habilidades para tomar decisiones aún son limitadas a esta edad. Por ejemplo, ofrécele la opción de queso o jamón en un sándwich o una manzana o plátano como postre. A medida que crece, puede ayudarte a poner la mesa o tener una responsabilidad como informar al resto de la familia que es la hora de la cena.

Siguientes pasos

Deja que tu niño te ayude a crear los siguientes platillos para despertar su interés y, con suerte, su apetito:

  • Un salteado de verduras de colores
  • Pizzas caseras
  • Una ensalada de frutas
  • Brochetas de verduras mixtas (con mucha ayuda para evitar lesiones)

Revisado por última vez: 27 de agosto del 2014

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí