Alimentando a tu niño pequeño para apoyar su sistema inmunológico

Protección incorporada

Los nutrientes que apoyan su sistema inmunológico

El sistema inmunológico de tu hijo todavía se está desarrollando, seguirá fortaleciéndose y haciéndose más complejo hasta la edad adulta. Las enfermedades menores de la infancia ayudan a fortalecer el sistema inmunológico de tu hijo y su dieta le brindará nutrientes que mejoran y apoyan el sistema inmunológico. Aprende qué nutrientes desempeñan un papel clave en el desarrollo de su sistema inmunológico y su salud de por vida, y cómo asegurarse de que tu niño pequeño obtenga la variedad que necesita.

Fortaleciendo el sistema inmunológico de tu niño pequeño

El sistema inmunológico de tu niño pequeño cambia, se adapta y fortalece continuamente en respuesta a factores externos. La exposición a los gérmenes ayuda al sistema inmunológico a defenderse y a desarrollar resistencia a las infecciones. Los alimentos que ingieren ayudan a mantener sus defensas naturales, para que puedan combatir las enfermedades de manera eficaz. Como madre, puedes apoyar el desarrollo de su sistema inmunológico proporcionándole una dieta sana y equilibrada. Una amplia gama de alimentos ricos en nutrientes, así como buenas fuentes de prebióticos, ayudarán a fortalecer su inmunidad y contribuirán a su salud a largo plazo.

Los principales nutrientes y vitaminas que ayudarán a fortalecer el sistema inmunológico de tu niño son:

Oligosacáridos prebióticos

Los prebióticos estimulan el desarrollo de las bacterias beneficiosas que pueblan el estómago de tu hijo. Se requiere un nivel saludable de bacterias beneficiosas para defender al cuerpo contra bacterias potencialmente dañinas. Por lo tanto, los alimentos que contienen prebióticos proporcionan un aumento natural del sistema inmunológico de tu niño.

Los prebióticos se encuentran naturalmente en estos alimentos:

  • Plátanos
  • Cebollas
  • Tomates
  • Espárragos
  • Achicoria
  • Ajo
  • Alcachogas
  • Alimentos de trigo entero

Algunas leches de crecimiento también contienen prebióticos y pueden complementar una dieta equilibrada.

Hierro

article 41-18 weeks pregnant

El hierro juega un papel clave en la formación de hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por el cuerpo. Apoya el desarrollo cognitivo normal infantil y su falta puede afectar el sistema inmunológico. De hecho, los niños que no obtienen suficiente hierro de forma regular pueden sufrir una función inmunológica reducida, lo que los hace menos resistentes a las infecciones.

Incluir alimentos ricos en hierro como carnes rojas o chabacanos en la dieta saludable y equilibrada de tu niño pequeño puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico

Los infantes necesitan alrededor de 5 veces más hierro para su tamaño que un adulto. Pero, incluso con las mejores intenciones, puede ser un desafío asegurarse de que tu niño pequeño satisfaga sus necesidades diarias de hierro.

Trata de incluir los siguientes alimentos ricos en hierro en la dieta sana y equilibrada de tu niño para ayudar a fortalecer su sistema inmunológico:

  • Carne, especialmente carne roja
  • Hígado: limita su ingesta a una porción por semana para evitar consumir demasiada vitamina A
  • Frijoles
  • Nueces
  • Frutos secos como chabacanos
  • Granos enteros, como arroz integral
  • Leches fortificadas para el crecimiento
  • Cereales fortificados
  • Harina de frijol de soya
  • Vegetales de hoja verde obscuro, como espinacas o col rizada

Zinc

El zinc, un mineral que se encuentra en todos los tejidos del cuerpo, tiene varias funciones importantes. Además de ayudar a la creación de nuevas células y las enzimas necesarias para apoyar el sistema inmunológico de tu hijo, también ayuda a curar las heridas.

El cuerpo no almacena zinc, por lo que es importante incluir buenas fuentes en la dieta de su niño todos los días1. Los alimentos que contienen zinc incluyen:

  • Carne
  • Leche
  • Queso
  • Pan
  • Productos de granos enteros

Vitamina D2

La vitamina D juega un papel importante en la función inmunológica, el crecimiento y la defensa de tu pequeño contra las infecciones. También está relacionado con la prevención de alergias.

La fuente más eficaz de vitamina D es la luz solar: el cuerpo la produce cuando los rayos UVB brillan en la piel. Sin embargo, dependiendo de la latitud en la que vivas, esta suele ser suficiente solo desde abril hasta octubre, y el uso de protector solar lo limita aún más. El número de fuentes de alimentos también es limitado en comparación con otras vitaminas, e incluso las fuentes más ricas contienen cantidades insuficientes.

No es de extrañar entonces que la ingesta promedio de vitamina D de un niño pequeño sea solo el 27% de la ingesta de nutrientes recomendada (RNI), que es de 7 microgramos hasta la edad de 3 años.

Por esta razón, los profesionales de la salud recomiendan que los niños pequeños sean suplementados con vitamina D, ya sea en forma de gotas de vitamina o leche de crecimiento fortificada.

Las fuentes alimenticias de vitamina D incluyen:

  • Pescado azul, como salmón y caballa
  • Huevos
  • Margarina enriquecida
  • Cereales fortificados (consulta la etiqueta)

Vitamina C

Los glóbulos blancos necesitan vitamina C para combatir infecciones y es un antioxidante natural. Ayuda a proteger las células y a mantener a tu pequeño sano, mientras ayuda en el proceso de curación y aumenta la capacidad del cuerpo para absorber hierro.

Brinda soporte al sistema inmunológico y la salud general de tu niño al incluir alimentos ricos en vitamina C en su dieta todos los días. Éstos incluyen:

  • Pimientos
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Camote
  • Naranjas
  • Kiwi

Vitamina A

La vitamina A le da soporte al sistema inmunológico de tu pequeño al jugar un papel en la generación de respuestas de anticuerpos y la función de las células inmunes.

Tu pequeño puede obtener vitamina A de:

  • Queso
  • Huevos
  • Cremas para untar bajas en grasa fortificadas
  • Yogurt
  • Verduras y frutas de color verde oscuro y naranja, ya que contienen betacaroteno, una sustancia que el cuerpo puede convertir en vitamina A. Las buenas fuentes incluyen zanahorias, batatas, nabo, mango, espinacas, repollo verde oscuro y col rizada.

Siguientes pasos

Pruebe estas ideas de comidas y refrigerios saludables para apoyar el sistema inmunológico de tu niño a medida que se desarrolla:

  • Espagueti integral a la boloñesa
  • Sandwich de atún y queso en pan integral
  • Huevos revueltos con tomate a la plancha en rodajas y trozos de aguacate
  • Camote al horno con puré de sardinas y maíz dulce
  • Yogurt natural con arándanos frescos y plátano picado

Revisado por última vez: 27 de agosto del 2014

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

La importancia de cada nutriente en una dieta infantil saludable