24 semanas: síntomas de embarazo y desarrollo del bebé

Tiempo de lectura: 4 minutos

Veinticuatro semanas de embarazo

calendar icon circle

Mes 6 (Trimestre 2)

foetus icon

Desarrollo del bebé a las 24 semanas

Toda esa práctica de respiración ahora es útil para tu bebé.

pregnancy icon

Embarazo a las 24 semanas

Analizamos más de cerca cómo la insulina está afectando tu nivel de azúcar en sangre.

fish icon 2

Dieta & nutrición

Exploramos el yodo, el nutriente inteligente.

Desarrollo del bebé a las 24 semanas

Foetus Pregnancy Week 24

¿Cómo se ve mi bebé y de qué tamaño es?

En la semana 24 de embarazo, tu bebé mide alrededor de 21 cm de largo desde la coronilla hasta la parte inferior, aproximadamente del mismo tamaño que una mazorca de maíz, solo que más pesado. Debe pesar alrededor de 600 g1,2.

Tu bebé está bastante completo ahora, aunque un poco flaco. Seguirá mejorando durante las próximas semanas. Ahora también tiene todos sus rasgos faciales, incluidas las cejas y las pestañas; incluso puede tener algunos mechones de cabello creciendo1.

Una sustancia llamada “surfactante”3 está apareciendo dentro de los pulmones de tu bebé. Ayuda a mantener abiertos los diminutos sacos de aire de sus pulmones (alvéolos). Tu bebé ha estado practicando la respiración desde la semana 17, por lo que, si llegara prematuramente, tendría muchas posibilidades de sobrevivir y respirar sin la ayuda de una unidad neonatal.

Tu bebé se volverá un poco menos acrobático debido a su tamaño. Dicho esto, todavía tiene una relación táctil con su entorno y seguirás sintiendo, e incluso viendo, a tu bebé moverse, rodar, patear y estirarse.

personal pregnancy journey icon circle

Tu bebé, esta semana

Descubre la ciencia detrás del desarrollo de tu bebé, semana a semana

Embarazo a las 24 semanas (segundo trimestre)

¿Qué está pasando en mi cuerpo?

Tu panza debe ser muy notoria, y debería estar creciendo mucho ahora. ¿O no? Cada embarazo es diferente: algunas futuras mamás comienzan a desarrollar su vientre muy pronto, mientras que otras pueden llegar a término con una panza de embarazo apenas perceptible. Lo importante es que escuches a tu médico o partera y (aunque puede ser difícil) ignorar a las personas que te dicen cómo “deberían ser” las cosas. Incluso si ellos mismos son padres, su embarazo fue exclusivo para ellos, como el tuyo lo es para ti.

También debes vigilar tus niveles de insulina. La insulina es una hormona que regula los niveles de azúcar en sangre y, si no tienes suficiente, su nivel de azúcar en sangre puede volverse extremadamente alto.

Los niveles bajos de insulina también pueden provocar diabetes gestacional4, lo que puede causarte problemas a ti y a tu bebé. Es por eso que a la mayoría de las mujeres se les ofrece una prueba de tolerancia a la glucosa entre ahora y la semana 28. Consulta a tu médico para obtener más detalles.

Ciertos grupos de mujeres tienen más riesgo de desarrollar diabetes gestacional que otros. Estos incluyen mujeres con un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más y mujeres del sur de Asia, Oriente Medio o ascendencia afrocaribeña 5 .

Síntomas del embarazo a las 24 semanas

Woman suffering from depression in pyjamas

Enfocándonos en el yodo

El yodo es como combustible para el cerebro de tu bebé, ya que los estudios han demostrado que puede aumentar el coeficiente intelectual de un bebé11, e incluso mejorar el bienestar de por vida12.

Sin embargo, la deficiencia leve de yodo puede ser común entre las mujeres embarazadas, y la investigación de la Universidad de Surrey y la Universidad de Bristol sugiere que incluso la deficiencia leve de yodo durante el embarazo puede estar asociada con una función cognitiva más deficiente13.

Steamed chinese style fish fillet.

Afortunadamente, la mayoría de las futuras mamás pueden obtener suficiente yodo con una dieta bien equilibrada. El pescado blanco es la fuente natural más rica y los productos lácteos, como el yogur y la leche de vaca, también son ricos en yodo.

Sin embargo, el yodo de los productos lácteos varía de una temporada a otra14, lo que puede afectar la cantidad de yodo que hay en tu dieta15. La leche producida en invierno, cuando las vacas se alimentan con raciones de alimento de invierno, contiene más yodo. Durante el verano se han medido niveles más bajos14.

Habla con tu médico sobre la posibilidad de tomar un suplemento de yodo. Si ya estás obteniendo suficiente yodo en una dieta bien equilibrada, es poco probable que necesites un suplemento, y demasiado yodo puede ser perjudicial para tu bebé.

Debido a que las mejores fuentes de yodo son de origen animal, los vegetarianos y veganos pueden tener un mayor riesgo de deficiencia

LA CIENCIA DETRÁS

YODO

Desarrollado por Nutricia

Es fácil sentirse confundido por el yodo. Por un lado, la deficiencia leve a moderada puede provocar una función cognitiva deficiente en un bebé. Por otro lado, demasiado yodo también es malo para ti y tu bebé. Es un delicado acto de equilibrio.

Tu cuerpo necesita yodo para producir hormonas tiroideas, que influyen en el funcionamiento normal de las células y los procesos corporales, como la frecuencia cardíaca y el metabolismo. Durante el embarazo, las células de tu bebé también dependen de tu ingesta de yodo, incluidas las células de su cerebro en rápido desarrollo16.

Todas las mujeres necesitan al menos 0,14 mg de yodo al día17. La Organización Mundial de la Salud sugiere que las mujeres embarazadas tomen 0,25 mg al día18. Si te preocupan tus niveles de yodo, habla con tu médico, que puede sugerirte un suplemento.

Revisado por última vez: 14 de enero del 2020

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

¿Cómo la lactancia materna se adapta a ti y a tu bebé?

Desafíos comunes de la lactancia materna y cómo resolverlos

Nutrirecetas – Apoya su sistema inmune en cada etapa a través de la nutrición

Prebióticos y vitaminas, tus grandes aliados para su dieta

Los Prebióticos scGOS/lcFOS (9:1) apoyan el sistema inmune de tu pequeño

¿Cómo los HMO ayudan a que la leche materna sea la mejor opción?

Desarrollo del sistema digestivo e inmunológico de tu bebé

La importancia de los prebióticos en el sistema inmunológico de los bebés

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)