Vitamina A en el embarazo

Acto de equilibrio

El brillo de la vitamina A

La vitamina A es importante para tu bebé en desarrollo; ayuda a fortalecer su sistema inmunológico y es necesario para una piel y ojos saludables. Sin embargo, demasiada puede ser perjudicial. Aprende qué fuentes de este nutriente mejoran el sistema inmunológico debes incluir en tu dieta de embarazo y qué alimentos y suplementos debes evitar para garantizar una ingesta segura.

¿Qué es la vitamina A?

La vitamina A contribuye al desarrollo de dos de las partes más complejas y extraordinarias del cuerpo de tu bebé: sus ojos. También es importante para su inmunidad y producción de células de la piel1, además de ayudar a desarrollar millones de pequeños sacos de aire, llamados alvéolos, en los pulmones de tu bebé. Estos permiten que el oxígeno se transfiera a la sangre y el dióxido de carbono se elimine.

La vitamina A está disponible en dos formas:

  • Retinol: se encuentra en niveles altos en algunos productos de carne y pescado, y en niveles seguros en los productos lácteos y los huevos1.
  • Betacaroteno: una sustancia presente en frutas y verduras que el cuerpo puede convertir en vitamina A1.

¿La vitamina A es mala para el embarazo?

blueberries

Obtener la cantidad correcta de vitamina A durante el embarazo es un acto de equilibrio; demasiado puede dañar al bebé en desarrollo y provocar defectos de nacimiento1, mientras que muy poca conlleva ciertos riesgos para ti y el desarrollo de tu bebé3. Una ingesta saludable asegurará que tu bebé reciba el apoyo nutricional que necesita para su desarrollo normal. Afortunadamente, esto es fácil de lograr siguiendo las pautas simples pero importantes a continuación.

Tu cuerpo hace una forma segura de vitamina A a través del betacaroteno que se encuentra en frutas y verduras.

¿Por qué la vitamina A es importante para las madres durante el embarazo?

mum to be in striped top

Debido a su función de apoyo en el sistema inmunológico, la vitamina A beneficia tu salud durante el embarazo4. Una ingesta adecuada y segura es importante en todas las etapas. Sin embargo, su riesgo de deficiencia es mayor durante el tercer trimestre cuando los requerimientos aumentan debido al desarrollo acelerado de tu bebé y al aumento del volumen sanguíneo. Tu cuerpo prioriza naturalmente las necesidades de tu bebé, por eso necesitas más4.

Un suministro saludable de vitamina A durante el embarazo acumula las reservas naturales de tu bebé en preparación para los primeros meses de vida.
recipe book icon circle

Recetario gratis ‘Comiendo por 2’

Recetas saludables y sabrosas de la chef Lorraine Pascale y nuestro equipo de nutricionistas.

Construyendo las reservas de tu bebé

La vitamina A es una vitamina soluble en grasa, lo que significa que se almacena en el hígado y en las células grasas del cuerpo5. Un suministro saludable de vitamina A durante el embarazo acumula las reservas naturales de tu bebé en preparación para los primeros meses de vida6.

Un nivel bajo de vitamina A puede afectar la función inmunológica de tu bebé después del nacimiento, dejándolo más susceptible a infecciones y enfermedades6.

Consiguiendo el equilibrio correcto

La ingesta recomendada de vitamina A durante el embarazo es ligeramente más alta de lo normal, a 100 mcg por día7. Una vez que comiences a amamantar, tus necesidades aumentarán aún más, a 350 mcg por día7.

Debido a que se encuentra en los productos lácteos y en algunas frutas y verduras, la mayoría de las personas obtienen toda la vitamina A que necesitan de una dieta bien equilibrada1.

Ciertos alimentos con alto contenido de vitamina A, como el hígado y el paté de hígado, están en la lista de alimentos que deben evitarse durante el embarazo. Si evitas estos alimentos, tu ingesta estará dentro de niveles seguros y no presentará ningún riesgo para el desarrollo de tu bebé. Algunos suplementos no relacionados con el embarazo también contienen altos niveles de vitamina A, como el aceite de hígado de bacalao, que deben evitarse8.

Las fuentes de retinol (la forma de vitamina A de origen animal) incluyen1:

  • Queso
  • Cremas untables fortificados
  • Yogurt
  • Huevos

Tu cuerpo convertirá el betacaroteno que le da a ciertas frutas y verduras su color naranja en vitamina A. El betacaroteno se puede encontrar en:

  • Zanahorias
  • Naranjas
  • Camote
  • Chabacanos

Siguientes pasos

Mantén una ingesta saludable de vitamina A:

  • Asegúrate de que los suplementos que tomes no contengan vitamina A.
  • Evita el hígado o los productos del hígado como el paté.
  • Incluye muchas frutas y verduras de color naranja como parte de una dieta sana y equilibrada, así como productos lácteos y huevos.

Revisado por última vez: 18 de agosto del 2016

Aptaclub careteam members

La futura salud de tu bebé comienza aquí

Artículos relacionados:

Lactancia materna durante el Coronavirus (COVID-19)

Consumo de líquidos durante el embarazo